Una bitácora con curiosidades, rarezas, algo de divulgación y bofetadas para los crédulos.

Inventos para tarados

Esta web tiene un nombre explícito: No puedo creer que lo hayan inventado…, y habla sobre inventos y artilugios para tarados, pirados, frikis, gente con falta de afecto y hombres en general (la mayoría de los hombres nos hemos dejado una gran parte de la amígdala y el hipocampo anclada en la pubertad). A la derecha hay secciones y categorías. Atención al mundo nipón.

2 comentarios:

Don Ambrosio Futalefin, Conde de Nast dijo...

Como conde, quisiera informar al Sr. Mamola que soy tarado asi que todos los inventos menos 3 me sirven.
En realidad hay muchisimos tarados en el mundo. Mi abuelo Don Sixto Futalefin de Oprobio y Quesillo, Conde del Escrotillo, decia " si los tarados volaran, el sol no se veria"
Mi contribucion a la humanidad, es mi ensayo "como pelar una Condesa". --*Se toma una Condesa tarada, preferentemente con vestido, enaguas, sosten y bragas y se la coloca patas para arriba sobre un arcon de madera de roble. Se le quitan los zapatos, las calzas y despues se procede a cortar las bragas con una sevillana. Expuesto el follaje (con perdon de la palabra) se prueba con un dedo si esta humedo de pasion.
Posteriormente se le recorta el vestido con unas tijeras y se la deja en sosten y nada mas. De inmediato se deja entrar al fotografo de Interviu para que haga una exclusiva. De inmediato se procede a concurrir a las oficinas de Interviu en un rickshaw y se recoje el talon. Se lo hace efectivo en el Banco Dontander (no mas santos, viva el Che!). Con el dinero sostenido entre los dientes, se procede en el ricksaw al Corte Ingles, donde se adquiere un Gameboy (si ya ha sido inventado). Se retorna al aposento donde descansa la condesa semi desnuda y ahi, puede comenzar la actividad erotica, excitando a la condesa con una butifarra. Llegado en climax, se controla si la temperaturax es agradablex y se prodedex a la playax*--
Moraleja: que facil es ser tarado.

Xosé Castro dijo...

Estimado señor Futalefin: Me llena de inconmensurable placer saber que es usted un tarado y que estos inventos le sirven. Si los tarados voláramos, se haría de noche. Quedo de vuesa merced a disposición para lo que hallare menester.