Una bitácora con curiosidades, rarezas, algo de divulgación y bofetadas para los crédulos.

Y así pasan los días...

... y yo desesperando, y tú, tú contestando: «quizás, quizás, quizás».

Yupi. El teléfono de mi casa y oficina ya vuelve a funcionar. No ha sido para tanto: apenas he estado tres meses sin teléfono e Internet gracias a Jazztel, famosa por decir que ofrece un ADSL de 20 MB (ay, qué risa) y por consentir que uno de sus distribuidores me robara un número de teléfono, y gracias también, cómo no, a Telefónica. Peor es que te amputen una pierna, creo. Nos quejamos de vicio. Pero no lancemos las campanas al vuelo; aún tengo que pedir el ADSL y eso va a tardar unos quince o veinte días más porque habrá que tirar un cable, digo yo, desde la oficina central de Telefónica hasta mi casa, y unas señoras tendrán que ir cosiéndole miriñaques y fustanes para que quede lindo, y eso lleva su tiempo.

En estos cuatro últimos meses, he hecho —las tengo anotadas todas con horas y nombres— treintaidós llamadas a esas dos grandes y queridas compañías telefónicas para intentar averiguar quién tenía mi línea y qué estaba haciendo con ella. Y he aprendido mucho, como, por ejemplo, que hay personas que tienen nombre como de enfermedad vascular («Yurisma») y otras que nunca se encontrarán con un tocayo, como la pobre «Neisy». Ya lo decía Daniel Samper en su magnífico artículo sobre nombres colombianos.

El gobierno ha aprobado una ley supermoderna de la muerte para que tengamos derecho a hacer nuestras gestiones ante la Administración a través de Internet, pero los cerebros que la redactaron no aprueban ninguna ley que obligue a las compañías telefónicas a dar buen servicio de acceso a Internet (bueno, a dar un buen servicio...; bueno, a dar algo). Tampoco parece haber ningún epígrafe que garantice la calidad, rapidez y eficacia de la respuesta que darán las administraciones públicas a través de Internet. Hum, mi cuerpo se estremece de emoción al visualizar los conocimientos informáticos de alguna administración que yo me sé y la prontitud con la que algunos funcionarios se pondrán a cibercapacitarse...

Claro que «en ningún sitio se vive tan bien como en España», como le espetaba el otro día una señora a otra para resumirle en un pispás sus vacaciones en Francia. ¿Coserá la señora buenos miriñaques?

4 comentarios:

Bichejo67 dijo...

Pues si quieres echar unas risas (o no) con el tema del adsl, tienes que visitar http://elteleoperador.blogspot.com/ y partirte de risa leyendo su lucha con Jazztel. Está en la columna de la derecha, donde "Grandes Batallas".
Enjoy! :-D

<"}}> dijo...

Estracto de la conversación telefónica de Matilde Pérez con Jazztel, en Peralejo de las truchas, el 7 de mayo del 2006, grabada por error por un detective que intentaba demostrar la infidelidad de la mujer del supuesto-cornudo-marido-creyente-cliente (la tal Matilde, a la sazón):

Operadora de Jazztel
(identificada por sí misma como "Gabriela, dígame", con ligero acento argentino)
Buenos días

Matilde Pérez
(identificada por sí misma como "Matilde, oiga", con ligero acento aragonés)
Buenos días, ¿Es Jazztel?

GD: Sí, señora, Jazztel al habla. Dígame.
MO: Mire, quería saber si me pueden mandar los 20 megas esos, que tengo una amiga que se conecta a un chat y se lo pasa pipa, todo el día dale que dale, conociendo hombres de todas partes del mundo.
GD: Disculpe, ¿desde qué ciudad nos llama?
MO: Peralejo es grande pero no es ciudad, por mucho que diga el Alcalde.
GD: Disculpe, ¿desde qué región nos llama?
MO: Guadalajara señorita, ¿o no le suena Peralejo?
GD: No señora. No me suena. ¿Está Usted interesada en contratar nuestro servicio de ADSL 20 megas?
MO: Debe ser que sí. Me lo mande. A mi atención. Le doy la dirección, pero que conste que no estoy por las tardes, salgo con mis primas. Y me mande instrucciones con dibujitos, que yo me hago un lío hasta con los botones de la lavadora.
GD: Señora, disculpe, creo que no nos estamos entendiendo.
MO: Que me lo mande, déjese de entendimientos.
GD: Señora, se va a proceder a grabar esta conversación. Dígame su nombre y dos apellidos.
MO: ¿Grabar?
GD: ¿Señora?
GD: Oiga, ¿está Usted ahí?
GD: ¿Señora?

<"}}>< (de nuevo) dijo...

Pero qué bruto, extracto con c. Casi mejor que no se hubiera publicado. Me lo borre señor dueño.

Total, semejante parida...

Xosé Castro dijo...

Amigo Pez, ¿cómo lo voy a borrar con lo mono que ha quedado? :-)